Punción Seca

La punción seca es una técnica semi-invasiva que utiliza agujas para el tratamiento del síndrome de dolor miofascial, síndrome producido por los puntos gatillo.

Los puntos de gatillo son zonas débiles del músculo y muy sensibles a la palpación. Se originan cuando varias sarcómeras (regiones de la fibra muscular donde se produce la contracción) se quedan permanentemente contraídas; lo que disminuye el flujo sanguíneo y no permite la correcta nutrición del músculo.

El objetivo principial de esta técnica es relajar la musculatura y restablecer la circulación en la zona para permitir su correcto funcionamiento.

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística. Si continúas navegando, aceptas su uso. OK | Más información